Importancia de los hábitos alimenticios.

habitos alimenticios.

El hábito alimentario, también conocido como régimen alimentario o a veces como dieta, es el conjunto de sustancias alimentarias que se ingieren formando hábitos o comportamientos nutricionales de los seres humanos y forma parte de su estilo de vida.

Consecuencia de una mala alimentación:

Se ha comprobado que una mala alimentación puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades crónicas, como lo son las enfermedades cardiovasculares la diabetes, la hipertensión, la obesidad y algunos tipos de cáncer.

Se realizó un estudio durante 27 años en 195 países con el objetivo de evaluar la influencia de los malos hábitos alimentarios sobre el desarrollo de enfermedades crónicas para este trabajo se tuvieron en cuenta tantos malos hábitos como dietas deficientes donde se encontró que estos factores se pueden asociar de manera contundente a enfermedades crónicas y contribuyen directamente a la mortalidad alrededor del mundo.

Beneficios de una buena alimentación:

Una nutrición adecuada es una de las formas más efectivas y menos costosas para disminuir la carga de muchas enfermedades y sus factores de riesgo asociados, incluida la obesidad.

Esto se puede lograr por medio del consumo de alimentos naturales y saludables, por lo tanto podríamos modificar nuestros hábitos alimenticios de esta manera: comer un poco  de  todo pero en cantidades moderadas dando prioridad a los vegetales, el consumo de frutas es indispensable nos garantiza vitaminas y minerales y nos asegura una gran fuente de fibra.

Como fuente de proteínas podríamos darle prioridad al pescado al uso de aceite de oliva ya que es la grasa más saludable, disminuir el consumo de sal, los carbohidratos simples o las bebidas azucaradas se pueden reducir su consumo hasta el consumo mínimo o evitarlas en lo posible, debemos también proteger la flora intestinal no consumiendo antibióticos sin necesidad  y como último consejo mantener nuestro cuerpo hidratado consumiendo al menos 2 litros de agua al día.

El consumo de frijoles, garbanzo, frutos secos, soya y arvejas que tienen  un alto contenido de hierro que son útiles para prevenir problemas cardiacos, diabetes tipo II, mejoran la memoria aumentan la concentración y la rapidez del raciocinio. A todo esto podemos incluirle que evitan el taponamiento de los vasos sanguíneos con colesterol con lo que se disminuye la posibilidad de la formación de trombos.

Mas información en:

Cómo mejorar sus hábitos de alimentación

También puedes ver:

La migraña y sus principales causas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *